Archivos Mensuales: diciembre 2009

Como leer más rápido captando todas la ideas…

Tres libros para clase, el periódico, los e-mails, las noticias en Internet, tu revista favorita, la letra pequeña de un contrato, ese bestseller del que te han hablado… ¿Cómo leerlo todo?… Una de las claves para leer mucho y cada vez más es aprender a acelerar la lectura.

A continuación tienes cuatro consejos para leer más rápido:

Saber qué quieres

Antes de empezar a leer, lo más importante es saber qué quieres conseguir. ¿Quieres entender el esquema general de un documento? Sólo tienes que escanearlo, leyendo los títulos y quizá el principio o el final de algunos párrafos. ¿Quieres profundizar en un tema? Tendrás que leer más despacio para captar todos los detalles.

Esta decisión sencilla previa a la lectura te ayudará a marcar el ritmo y a no invertir demasiado tiempo si no es necesario.

Crear las condiciones

Cuando ya sepas leer más rápido, podrás bloquear todo lo que te rodea y concentrarte con facilidad en la lectura. Para mejorar la lectura, sin embargo, debes crear las condiciones óptimas relajándote, sentándote cómodamente y alejándote de distracciones como la televisión, conversaciones por teléfono, etc.

Captar bloques de texto

Cuando los niños aprenden a leer, leen letra por letra. Muchos adultos piensan que han avanzado porque leen palabra por palabra, pero para leer más rápido hay que graduarse a los bloques enteros de texto. Se trata de captar varias palabras a la vez o la sección de una línea. Se trata más de leer por vistazos que meditar en cada palabra. Aparte de conseguir una lectura más rápida, esta técnica ayuda a que los ojos no se cansen tanto.

Si quieres entrenarte para leer bloques de texto, aleja un poco el libro. También puedes concentrarte en el centro de la página y no mover la vista completamente de izquierda a derecha. La idea es que tu visión periférica captará las palabras que están a los bordes de la página.

Practicar con frecuencia

Para leer más rápido tienes que practicar leyendo a menudo. Vayas donde vayas, siempre lleva contigo algo que leer. Te sorprenderás de cuánto puedes avanzar esperando al autobús, en la sala de espera del médico o entre clase y clase. Utiliza un marcador pegatina que te permita volver a la línea exacta que has dejado.

Lee distintas clases de libros y artículos, ya que esto incrementará tu vocabulario. Cuánto más expandas tu vocabulario, más rápido leerás, ya que las palabras que desconoces te sirven de freno. Los enemigos de la lectura rápida. Vocalizar o pronunciar, ya sea en voz alta o simplemente moviendo los labios. La lectura rápida se hace con los ojos y el cerebro. Volver a lo que acabas de leer. Si no entiendes algo, no te pares a leer y a releerlo. Normalmente lo podrás entender al leer el resto del contexto. Puedes subrayar una palabra o hacer una marca en el margen que te recuerde a volver e investigar el concepto que no has entendido.

Utilizar el dedo u otro objeto para ir subrayando cada línea según lees. La excepción: Si estás intentando aprender a no releer, puedes utilizar algo para guiar la vista hacia delante. La idea es que cuanto más rápido muevas el dedo o el lápiz, más rápido leerás.

La importancia de las agencias de traducción…

El avance del mundo globalizado abre nuevos mercados y muchas empresas ven nuevas oportunidades para expandir sus negocios, pero esto implica muchas veces la adopción de otros idiomas para comunicar sus servicios y productos. ¿Cuál es la mejor opción para lograr una correcta traducción?

Contratar los servicios profesionales de una agencia de traducción es la opción más acertada. Las agencias de traducción disponen de personas nativas del país de origen a traducir y de expertos profesionales capacitados para traducir documentos al idioma asignado de forma que respeten las formas y los modismos del lenguaje de la cultura destino.

Las diferencias entre contratar los servicios de una agencia de traducción y la utilización de traductores automáticos son notorias:

El traductor automático es un software que ofrece la simple conversión de un texto de una lengua a otra basándose en un diccionario más o menos complejo. Puede generar textos incoherentes, con definiciones y oraciones contradictorias y crear una traducción de calidad inferior, cuyos resultados afectarán negativamente a su negocio.

En cambio, un trabajo encargado a una agencia de traducción, al ser llevado a cabo por un traductor nativo y experimentado, viene con la garantía de precisión y exactitud en la traducción respeto a las expresiones idiomáticas de la cultura destino, el cuidado del “sentido original” y de la integridad del texto.

La contratación de una agencia también implica la garantía de recibir un producto final de calidad, revisado por expertos, sin errores gramaticales, ortográficos o de estilo ni tampoco con pérdida del significado o el contexto de cualquier material con respecto a la información del documento original.

Con una agencia de traducción se puede pactar los plazos de entrega y la calidad en los resultados, lo que supone menos preocupación, más fiabilidad para quien adquiere el servicio y la transmisión correcta de lo que se desea comunicar.

¿Qué es el Business English?

Hoy en día con el avance del mundo globalizado, tanto las empresas nacionales como las extranjeras están exigiendo cada vez más de sus profesionales el manejo del idioma inglés. Esto requiere, que los estudiantes y profesionales en los distintos sectores del mercado laboral, satisfagan esta gran necesidad de ser eficaces en el manejo del inglés en los negocios (Business English).

En los países donde el inglés es la lengua oficial, se han desarrollado distintas metodologías de enseñanza del idioma. Estos métodos intensivos, se basan en clases con profesores nativos, enteramente habladas en inglés. Esta técnica que se utiliza en los cursos de inmersión lingüística, muy utilizada en España, es útil para superar las barreras de estancamiento y falta de progreso de las clases tradicionales, que se suelen suceder en cursos de inglés de pocas horas semanales.

La finalidad de los cursos de idiomas Business English orientados es capacitar a los estudiantes a punto de recibirse y a profesionales ya avanzados en el idioma inglés, más específicamente el inglés dedicado a los negocios, para así obtener mejores oportunidades de inserción y evolución en el mercado laboral actual.

Duración y Modalidad

Los cursos que actualmente se ofertan en los distintos institutos, pueden incluir clases de conversación y diálogos intensos con profesores nativos combinadas al mismo tiempo con clases exhaustivas de Business English con profesores locales, ya que en este sentido es importante el tener en cuenta todo aquello que hace a la realidad local en cuanto a movimientos de mercado.

Por lo general, los cursos intensivos incluyen de dos a tres horas de clases de conversación y entre cinco y seis horas de clases intensivas cada semana. Algunos cursos brindan la posibilidad de comenzar en cualquier momento del año (cualquier lunes). Todos estos cursos, otorgan certificados oficiales avalados por las instituciones internacionales más prestigiosas en lo que a enseñanza del idioma inglés se refiere.

La experiencia de estudiar alemán

El aprendizaje de nuevos idiomas es una opción que nos brinda un gran valor agregado, como personas, como profesionales, como estudiantes; sin contar que cada vez más se está convirtiendo en una herramienta excluyente a la hora de buscar trabajo, ni hablar si queremos viajar a otro país donde no se hable español, o si somos empresarios o inversionistas, hacer negocios con personas que no hablen nuestro idioma.

El idioma alemán es un idioma más que interesante desde mi punto de vista. En los países de habla alemana, hay una gran concentración de estudiantes extranjeros. Yo creo que, además de el solo hecho de hacer un año de intercambio cultural, una de las razones por las que se elige uno de estos países es para aprender el idioma.

Que el alemán es difícil, bueno, eso estoy cansado de escucharlo, si no se tiene predisposición todos los idiomas son difíciles, nadie aprendió inglés en una semana, escuchando casetes, o mirando un video. Aprender un idioma es una tarea que lleva mucha constancia, estudio, aplicación y ganas de aprenderlo. Los resultados y la satisfacción personal de llegar a ese objetivo, créanme, son impagables.

Para las personas que eligen (y claro está, tienen los recursos) la opción de viajar a un país para aprender el idioma es fantástica, la inmersión en el idioma incrementa notablemente la calidad del aprendizaje, y decrementa el tiempo que esa tarea conlleva.

Siendo un estudiante de computación, de habla hispana, viviendo en Salzburgo, y continuando mis estudios, después de haber pasado terribles dolores de cabeza para estudiar y aprender alemán, me veo en la obligación de compartir mi experiencia, brindar consejos y/o recursos a personas que estén en una situación similar.

¿Qué es la Inmersión Linguística?

Actualmente los cursos de Inmersión lingüística son muy utilizados por las academias e institutos de enseñanza del idioma inglés en todo el mundo. Pero ¿De que se trata la inmersión lingüística?…

Por inmersión lingüística se entiende, la enseñanza de una segunda lengua (que no es la materna) en donde alguna, o todas, las materias de la curricula escolar se aprenden en una lengua que no es la natural de los alumnos. Es por esto, que el objetivo último de los cursos de Inmersión lingüística es que los estudiantes sean competentes en ambas lenguas, es decir, la finalidad es que sean bilingües. De este modo, y a través de esta metodología, se crea en el aula un clima de adquisición, en el que la segunda lengua se utiliza comunicativamente en actividades de tipo académicas, practicando continuamente las distintas destrezas lingüísticas en textos, artículos, y temas de actualidad.

El término inmersión lingüística nace en la década de los 60 en Canadá para nombrar a los cursos de idiomas en los que un grupo de estudiantes se educa en el aprendizaje del francés, lengua de uso minoritaria en el medio social.

En otros países, entre los cuales figura España, estos cursos actualmente forman parte de la política lingüística del gobierno nacional con la finalidad de preservar una lengua minoritaria, como es el caso del catalán, el euskera o el gallego. Es así como, tanto desde su origen como en la actualidad, en un programa de orientado hacia la inmersión lingüística, subyace como trasfondo la idea de que la lengua materna del estudiante está lo suficientemente asentada fuera de la escuela como para su enseñanza.

No debe confundirse un programa de inmersión lingüística con un programa de submersión, en donde se prescinde u omite la lengua del niño y solo en este caso, se le ofrecen al estudiante cursos de refuerzo de la segunda lengua, como es el caso de los estudiantes inmigrantes.

Traductores On – Line: Usos y Origenes…

El deseo de obtener aparatos mecánicos como traductores de distintas lenguas ya viene de antiguo. Bastante antes de la invención del ordenador, en el siglo XVII ya existía la idea de la creación de una “ lengua universal” basada en principios lógicos y símbolos icónicos que permitiese comunicarse a toda la humanidad. A este aspecto se llegó a utilizar un diccionario mecánico basado en códigos numéricos universales.

Cuando se inventó el primer ordenador sobre el año 1940 el traductor automático fue uno de los primeros objetivos. La Segunda Guerra Mundial dio un gran empuje en la creación de métodos computacionales para descifrar mensajes en clave, a pesar de que dichos métodos eran bastante rudimentarios.

El primer intento eficaz en este sentido se remonta a 1946 con el ordenador ENIAC. Entre los especialistas pioneros cabe destacar a Warren Weaver quien abrió al mundo científico esta disciplina y propuso una posible metodología futura para abordarla, como las técnicas criptográficas, el uso de los teoremas de Shannon, el uso de la estadística, así como de algo muy interesante: La lógica inherente al lenguaje humano como herramienta de uso universal.


Vemos aquí que esto último coincide bastante con las viejas aspiraciones universalistas del siglo XVII de resaltar el aspecto lógico del lenguaje. Han habido otros intentos universalistas del lenguaje como la creación del “esperanto” pero no basados en la lógica (el esperanto hace una combinación de inglés y español ). Sin embargo, en el ámbito científico (o al menos si lo reducimos al traductor automático) vemos que el intento ha ido mayormente dirigido en la solución lógica, como por otra parte, era de esperar teniendo en cuenta los principios epistemológicos en que se ha basado la ciencia hasta no hace mucho.

Esta metodología es de lo más adecuada para aprehender gran parte de la realidad , pero habría que preguntarse ¿Es el lenguaje humano susceptible de ser abordado con éxito con la lógica? La Filosofía del Lenguaje nos diría que hay muchas teorías para abordarlo y que excede ampliamente a la lógica.

El lenguaje es una emergencia de la conciencia humana y ésta consta de una parte lógica y racional pero también de una parte analógica. La parte analógica ve el mundo en esencias y establece relaciones que nada tienen que ver con la lógica. La integración de estas dos partes da al ser humano una visión unitaria de la realidad. Por otro lado, las emociones y sentimientos también conforman una parte del lenguaje y le proporcionan una especial riqueza. Pretender compartimentar a éstos en parámetros lógicos parece algo menos que imposible.

Como crítica a todo esto podemos decir que una metodología de traducción automática no intenta hacer una filosofía del lenguaje, es solo una parcela de unión entre ciencia y lenguaje. Es cierto, pero creo que al conocer mejor el sentido del lenguaje humano no se va a ir en un sentido unidireccional lógico, como parece que se ha inclinado en sus orígenes, sino que va a incluir otros parámetros en la línea que acabamos de explicar. Por eso, en la actualidad las variadas técnicas de traductor en-línea utilizan un corpus lingüístico que integra todo tipo de metodologías con resultados de gran calidad.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.