Archivos Mensuales: noviembre 2010

Tips para ser un traductor de francés profesional

Para convertirse en un traductor francés castellano u otro idioma se necesita dominar muy bien la lengua francesa, tanto la lengua hablada como la escrita, en un nivel profesional. También se necesita dominar al menos otro idioma fuera del materno.

Si usted se convierte en un traductor profesional independiente, tendrá la opción de traducir el francés a su lengua materna o cualquier idioma que se le requiera y para el cual tenga el conocimiento. Sin embargo, usted tendrá que asegurar una buena base de clientes y ser capaz de traducir un texto o cualquier cosa con precisión.

El empleo en una agencia de traducción o departamento de traducción de una gran empresa tiene sus límites porque es posible que no se le permitirá traducir al francés, si esa no es su lengua materna, ya que las traducciones de una lengua materna suelen ser de calidad superior en comparación con las traducciones de un idioma aprendido.

La adquisición de credenciales profesionales son muy recomendables si usted trabaja por cuenta propia o busca un empleo en este campo o como revisores de texto, ya que dan fe no sólo sus conocimientos sino también de su profesionalidad. Una licenciatura, Maestría o certificado obtenido en una institución de educación superior que sea reconocida en la región podría resultar muy valiosa.

Tenga en cuenta, sin embargo, que muchos clientes y potenciales empleadores son conscientes de que aprender un idioma en una clase formal es considerablemente inferior al aprendizaje por inmersión. Por lo general, la inmersión se refiere a vivir en un país o una región donde la lengua oficial o dominante es la que desea traducir.

Esta es precisamente la razón por la que la experiencia profesional es a veces más impresionante que las credenciales cuando se trata de convertirse en un traductor francés. Si ha realizado proyectos para la satisfacción de un cliente o han trabajado en la posición del traductor francés, tendrá que tener cartas de referencia como parte de su curriculum profesional. El trabajo voluntario también es valioso, sobre todo si son remunerados.

Su decisión de convertirse en un traductor francés debe incluir una especialización o o el hecho de hacer traducciones en general. Por ejemplo, si usted quiere hacer traducciones legales, tendrá que centrarse no sólo en la terminología jurídica, sino también en las legislaciones de las regiones en las que sus traducciones serán utilizadas.

El francés es un idioma hablado en muchas naciones de varios continentes en donde se encuentran hablantes que la tienen como lengua materna o, simplemente, como primera lengua. Es el idioma oficial de Francia y uno de los idiomas oficiales de Bélgica, Suiza y Luxemburgo. Millones también hablan francés en los países del norte de África como Túnez, Argelia y Marruecos, y en otras partes de África, como Camerún y Senegal; también se encuentra en la isla de Haití, y en países asiáticos, como Vietnam.

El Quebequense es el nombre dado al dialecto francés que se habla en la provincia canadiense de Quebec. Un idioma con tantos oradores que abarcan numerosas naciones siempre tendrá múltiples dialectos. A menos que usted elija convertirse en un traductor de francés o en un dialecto de esta lengua.

Fuente: Consejos para ser un traductor de francés profesional

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.